Estilo Espalda

ANALISIS TECNICO DEL ESTILO ESPALDA

Observaciones de errores y claves de correcciones

.

Generalmente en los principiantes el estilo espalda es uno de los primeros estilos en enseñar, debido a la posición del cuerpo durante el nado, en que la cara no está bajo el agua, facilitando la coordinación de los brazos con la respiración. Al igual que en el estilo crol, este estilo se compone de movimientos coordinados de forma alternada de brazos y piernas. Los componentes más importantes para analizar la técnica del estilo será la posición del cuerpo, la acción de los brazos con sus respectivas subfases, la acción de las piernas y la coordinación de los movimientos de brazos y piernas.

1.- POSICION DEL CUERPO

La posición del cuerpo en este estilo, es fundamental para una buena acción de brazos y piernas. El nivel de agua debe estar rozando el lóbulo de la oreja del nadador, para  que la cabeza este situada de tal manera, que la vista este puesta en un ángulo de 45º con relación a la posición del cuerpo. De  esta manera puede fijar la cabeza y visualizar una dirección de nado correcta evitando cualquier movimiento adicional. La posición de la cabeza debe estar relajada y cómoda de manera que el mentón se encuentre en una posición intermedia, evitando así la cercanía o lejanía excesiva del mentón respecto al pecho del nadador, con la finalidad de no obstruir la respiración.

Con relación al tronco, el pecho del nadador idealmente debe estar situado cercano a la superficie, al igual que el abdomen. Las caderas y muslos están ubicados levemente bajo el nivel del agua en una posición más profunda que el tronco, de tal forma que no produzcan una resistencia al avance y producir un pateo de piernas más efectivo.

Fig. 1.- Posición del cuerpo en flotación de espalda y en desplazamiento. 

Es importante señalar que, durante la acción de las piernas y brazos el cuerpo gira de un lado a otro, producto de la acción alternada de brazos, sin embargo a pesar de estos movimientos, la posición de la cabeza se mantiene inmóvil sin movimientos laterales adicionales (Fig. 2). Este movimiento lateral del cuerpo tiene como objeto disminuir la resistencia frontal, además de facilitar un buen recobro y una brazada eficiente.

 

 

 

Fig. 2.- Giro del tronco y piernas en el desplazamiento del nado espalda.

Observaciones de errores y posibles correcciones en la posición del cuerpo

 

 

Errores más comunes

 

 

Causas y efectos

 

Claves de corrección

 

Ejercicios

Movimientos laterales de la cabeza Acompañar los movi-mientos de hombros y brazos en el recobro y en la entrada

Por entrada deficiente de las manos

Fijar la vista en un solo punto Deslizamientos con un objeto (lentes sueltos, vasos plásticos, argollas) sobre la frente.
Caderas muy bajas Deficiencia en la flo-tación Levantar caderas

Caderas mas cerca de la superficie

Ejercicios de desliza-mientos con los brazos extendidos atrás de la cabeza (pocos metros)

 

2.- ACCION DE LOS BRAZOS

 

La acción de los brazos que es realizada en forma alternada comprende de un recobro fuera del agua y una brazada bajo el agua, que consta de 4 barridos, los cuales se denominan primer barrido descendente, primer barrido ascendente, segundo barrido descendente y segundo barrido ascendente. 

 

 

 

 

2.1      Recobro: en el recobro se divide en tres fases: salida, fase área y entrada: 

Salida del agua:

El inicio de esta fase se efectúa desde el momento de la finalización del segundo barrido ascendente hasta el momento en que la mano esta totalmente fuera de la superficie.  Al finalizar el segundo barrido ascendente la mano se acerca al muslo, disminuyendo la presión que ejercen sobre el agua, tal forma que la palma se orienta hacia el exterior siendo el dedo meñique el primero en salir del agua. Otros autores (Maglischo, 1994) sugieren que es el dedo pulgar el primero en salir con la palma orientada hacia el muslo. De todas formas, cualquiera de estas dos maneras tiene por finalidad reducir la superficie de la mano y disminuir la resistencia que pudiera producir la mano en la salida hacia la superficie.

En el momento de la salida de la mano existen diferencias de opiniones con respecto a la posición de esta, mientras algunos piensan que es mejor la salida con la palma orientada hacia adentro siendo el dedo pulgar el primero en salir, otros señalan que la palma debe orientarse hacia el exterior con el dedo meñique abandonado el agua en primer lugar. Este autor comparte esta última opinión, debido a la facilitación de la salida del hombro y giro lateral del cuerpo para un mejor recobro, y además la posición de las manos tanto en la salida como en la entrada es de fácil comprensión, ayudando al aprendizaje y perfeccionamiento de la técnica en los grupos de edades. No obstante, en las etapas de rendimiento de un nadador se podrían considerar las dos posibilidades de salida, según sea el estilo que más acomode al nadador.  La fase de la salida finaliza cuando la mano y brazo están fuera del agua, acción que es contribuida por la elevación de los hombros antes que la mano abandone el agua (Fig. 3).

El dorso de la mano está rozando  el muslo, saliendo con palma hacia afuera

 

Fig. 3.- La mano se dirige hacia arriba, para salir con el dorso de la mano adosado al muslo, posterior a la salida del hombro.  

Observaciones de algunos  errores y posibles correcciones en la salida al agua

 

 

Errores más comunes

 

 

Causas y efectos

 

Claves de corrección

 

Ejercicios

Salida de la mano separada del muslo No finaliza totalmente en el segundo barrido descendente.

Falta de giro del tronco para acompa-ñar la finalización de la brazada

El dorso de la mano debe rozar el muslo en la salida.

En el momento de la salida de la mano, exagerar el giro del tronco.

Con un solo brazo, detener la mano en la salida, girando el tronco levantando el hombro (contar 6 tiempos)
Salida con  mucha velocidad de la mano Fuerza aplicada hacia el final de la brazada bajo el agua La fuerza aplicada es bajo el agua.

Antes de la salida, disminuir la velocidad del movimiento

Con un solo brazo, detener el brazo en el muslo. (contar 3 tiempos)

 

Fase área del recobro:

Esta fase comienza cuando la mano y el brazo esta totalmente fuera del agua y finaliza cuando la mano realiza una flexión con el objeto de ubicar al dedo meñique como primer contacto con el agua para dar comienzo a la brazada bajo la superficie del agua. El brazo y la mano se dirigen rápidamente de forma muy controlada hacia arriba, encima de la cabeza y atrás de ella, pero sin brusquedad, ni lanzando el brazo. La palma de la mano esta orientada hacia fuera y el brazo extendido de manera relajada con el objeto de recuperar los músculos de los brazos para la siguiente brazada acuática (Fig. 4).

Fig. 4.- Fase área del recobro en el estilo espalda

Observaciones de errores y posibles correcciones en la fase área del recobro

 

 

Errores más comunes

 

 

Causas y efectos

 

Claves de corrección

 

Ejercicios

Brazo lanzado Aplicación de una mayor velocidad en la salida de la mano Brazo controlado y relajado Nado espalda, dete-niendo el brazo du-rante el recobro en la salida, a los 45 grados (con respecto al cuer-po) y en la entrada.
Recobro  con separación excesiva o bien, cruzado por el cuerpo. Carencia de flexibili-dad en el tren superior.

No existe el giro del tronco acompañando el recobro.

Brazo por encima del tronco.

Se debe observar la mano encima de la cabeza

Nado espalda muy cerca de la pared con el recobro cercano a la pared.
Recobro con el brazo flextado Demasiada relajación de brazos Brazo extendido du-rante todo el recobro Nado espalda, dete-niendo el brazo duran-te el recobro en la salida, a los 45 grados (con respecto al cuerpo) y en la entrada.

 

Entrada al agua:

El brazo en el momento de la entrada debe estar extendido con la palma de la mano orientada hacia fuera, de tal forma que sea el dedo meñique el primero en entrar en contacto con el agua, ayudado con una flexión de la muñeca. La entrada de brazos y palma se sitúa atrás de los hombros del nadador. El objetivo de la entrada es la preparación para un correcto agarre y la realización del primer movimiento hacia abajo de forma adecuada (Fig. 5).

Fig. 5.- La palma esta orientada hacia fuera, de tal manera que el dedo meñique es el primero en realizar la entrada

Observaciones de errores y posibles correcciones en la entrada al agua

 

 

Errores más comunes

 

 

Causas y efectos

 

Claves de corrección

 

Ejercicios

Entrada con el dorso de la mano Deficiencia en el reco-bro

Recobro lanzado

Palmas hacia fuera

Flexionar la muñeca al entrar

Movimientos con un brazo adosado en la pared de la piscina
Entrada golpeando al agua Recobro lanzado Tocar el agua

Entrada suave

Detener en el momen-to de la entrada

Con un brazo detener en el recobro a los 90 grados y en la entrada, recobro por la misma trayectoria
Entrada en el punto proyectado del otro hombro Excesiva extensión del brazo Entrada atrás del hombro de la misma mano Movimientos con un brazo adosado en la pared de la piscina
Entrada lejos del punto proyectado del hombro de la misma mano Deficiencia de flexi-bilidad de hombros Entrada atrás del hombro de la misma mano Movimientos con un brazo adosado en la pared de la piscina

 

 

 

 

2.2      Brazada en el agua: Consta desde el momento de la entrada de la mano en el agua hasta el momento de la salida del mismo brazo aproximadamente en el muslo, dividiéndose para un mejor análisis en cuatros barridos: primer barrido descendente, primer barrido ascendente, segundo barrido  descendente y segundo barrido ascendente.

Primer barrido descendente

 

El recorrido de la mano en este primer barrido es dirigido hacia abajo con la palma orientada hacia fondo de la piscina y hacia fuera. Este barrido comienza cuando la mano y brazo han entrado al agua de forma extendida finalizando esta a una profundidad de 30 a 40 cms. del nivel de agua, con el brazo ligeramente flexionado y la mano con la palma de la mano se oriente hacia los pies.  Se debe enfatizar en la primera parte del barrido que la posición de los brazos no se debe modificar hasta haber alcanzado el punto más profundo, para no  cometer el error de adelantar el empuje en esta fase. Este barrido en ningún caso es propulsor, solamente tiene la finalidad de situar la mano y el brazo para aplicar la fuerza propulsora posteriormente en los siguientes barridos (Fig. 6).

 
 

Fig. 6.- La mano comienza el primer barrido descendente

 

Observaciones de errores y posibles correcciones en el primer barrido

 

 

Errores más comunes

 

 

Causas y efectos

 

Claves de corrección

 

Ejercicios

No profundizar lo suficiente la mano y el brazo Carencia de flexibili-dad del tren superior

Falta de giro del tron-co acompañando la profundidad de la ma-no

Entrada mas profunda de la mano

Acompañar con el hombro del mismo la-do hacia abajo.

Realizar 6 tiempos con el tronco girado hacia el mismo lado con la mano a 30 cms. de la superficie.
Flexionar el brazo Entrada con el brazo flexionado Extender el brazo El mismo ejercicios anterior con el brazo extendido 30 a 40 cms de la superficie

 

 

Primer barrido ascendente 

 

Este primer barrido comienza cuando el brazo y la mano han alcanzado el punto mas profundo y finaliza cuando el brazo se sitúa en una posición flexionado aproximadamente a 90 grados frente al pecho. La trayectoria de este barrido es semicircular dirigiéndose hacia arriba y hacia atrás, con el brazo flexionado y la palma de la mano orientada hacia arriba. El ángulo de ataque de la palma de la mano es aproximadamente de 35 grados en esta fase (ángulo formado por la inclinación de la mano con respecto a la dirección de desplazamiento), siendo el borde de la mano la guía de esta acción, lo que permite que el flujo del agua se desplace desde el lado del pulgar hacia el dedo meñique, produciendo una fuerza ascencional. Este barrido tiene la característica de ser propulsiva, logrando una velocidad creciente, no alcanzando la velocidad máxima hasta el final del siguiente barrido.

 

Fig. 7A                                                                                Fig. 7B

Fig. 7A.-  La mano durante la primera parte del 1º movimiento ascendente

 

Fig. 7B.-  La mano durante la segunda parte del 1º movimiento ascendente 

Observaciones de errores y posibles correcciones en el primer barrido

 

 

Errores más comunes

 

 

Causas y efectos

 

Claves de corrección

 

Ejercicios

Que el codo conduzca la acción Poca profundidad en el agarre La mano dirige el movimiento

El codo se mantiene como punto de apoyo

Nado espalda con aga-rre de las cuerdas de separación
Dirigir la mano hacia el cuerpo Poca profundidad del barrido anterior La mano se dirige hacia arriba Nado espalda con un solo brazo junto a la pared, los dedos deben tocar la pared en el recorrido.

 

Segundo barrido descendente:

Esta brazada se inicia en el momento que la mano se sitúa en el punto más alto del barrido anterior con el brazo semiflexionado y finaliza cuando el brazo se encuentra bajo el muslo con el brazo extendido. Este barrido lo realiza fundamentalmente el antebrazo, con el codo como un punto de apoyo, de tal manera que es el antebrazo es el primero en empujar hacia atrás y abajo (Fig. 8),  acompañando el brazo la misma trayectoria, lo que permite empujar el agua por más tiempo. Durante este movimiento la palma de la mano se desplaza desde el momento en que esta orientada hacia atrás hasta quedar situada bajo el muslo orientada hacia el exterior y los dedos hacia abajo. (Fig. 9).

Fig. 8.-  Posición intermedia del segundo barrido descendente, la palma se orienta hacia abajo.

Fig. 9.-  Final del segundo barrido descendente, brazo extendido donde la palma se orienta hacia el exterior y bajo el muslo.

Segundo barrido ascendente:

Este lo realizan los nadadores de un mayor entrenamiento técnico, comenzando el barrido desde el final del barrido anterior con el brazo extendido finalizando cuando la mano alcanza  la parte posterior del muslo. La mano es desplazada hacia arriba con la palma orientada hacia abajo, o bien hacia arriba, según sea la manera de salida de la mano del agua. Este un movimiento propulsor complementario a los anteriores barridos (Luedtke, 1986)

3.- ACCION DE LAS PIERNAS

 

El movimiento alternado de las piernas en el estilo espalda es similar al estilo crol, con acciones descendentes y ascendentes de forma alternada, diferenciándose en los batido ascendentes del estilo espalda con respecto al batido descendentes del estilo crol, ambos preparatorios para la fuerza propulsora del accionar de las piernas. Las piernas en el estilo de espalda durante el batido ascendente pueden flexionarse mucho más que el batido descendente en el crol. Con relación a la posición de los pies es similar a la utilizada en crol, o sea, con las puntas orientadas hacia adentro y talones más separados, con la finalidad de presentar una mayor superficie propulsiva.

3.1      Batido ascendente.

Se inicia cuando el pie, la pierna y el muslo se encuentran en la posición más baja con respecto al nivel del agua, finalizando cuando la pierna es extendida con el muslo cercano a la superficie. Los pies desde la parte más profunda, con sus dedos orientados hacia abajo, la planta hacia delante y el empeine hacia atrás, se desplaza hacia arriba hasta romper el agua, de tal forma que los dedos se orientan hacia atrás, el empeine hacia arriba y la planta se orienta hacia abajo. Junto a la trayectoria del pie, la pierna es desplazada en dirección hacia arriba en dirección a la superficie,  mientras que el muslo se acerca al nivel del agua hasta quedar situado por encima del nivel de la cadera (Fig. 10).

3.2      Batido descendente:
Este batido al igual que el batido ascendente del crol, es la reacción contraria al finalizar el batido anterior, teniendo la finalidad de preparar el siguiente batido propulsor. Este comienza cuando la pierna esta totalmente extendida cercana a la superficie después de que el empeine ha “roto” la superficie del agua, finalizando cuando el pie y la pierna se encuentran en el punto mas profundo (Fig. 11)

Fig. 10. Batido ascendente                             Fig. 11 Batido descendente

4.- COORDINACIÓN DE BRAZOS Y PIES

Al igual que en el estilo crol, el movimiento de brazos en el estilo espalda es alternado, intentando no detenerse en ningún momento. Con relación a la coordinación con los pies, al contrario del estilo crol, se tiene una única posibilidad de alternar los brazos con un batido de 6 tiempos. Si se realizará el ciclo de brazo con menos batidos, podría producir una disminución en las piernas, alterando la correcta posición del cuerpo, y por tanto una mayor resistencia frontal. 

Se realizan 6 batidos de piernas por cada ciclo completo de brazada, tres batidos de piernas por cada brazada. El batido de piernas coincide exactamente con el principio y el final de cada barrido que se realiza.

 

 

 

 

 

                                      Figura 12

 

 

En la figura  12, la pierna derecha esta en una posición intermedia del recorrido  ascendente, la mano derecha esta ha entrado al agua, e iniciará el primer barrido descendente. Por otro lado, la pierna izquierda “romperá” la superficie del agua, mientras la mano izquierda a finalizado el 2º barrido descendente.
 

                                               Figura 13
En la figura 13,  la pierna izquierda finaliza el movimiento descendente, mientras la mano izquierda está iniciando el primer barrido ascendente. Por otra parte, la pierna derecha finaliza el movimiento ascendente, y el brazo derecho está iniciando el recobro.

 

 

Figura 14a                                                                                         Figura 14b

 

En la figura 14a, la pierna izquierda está realizando el movimiento ascendente la mano izquierda se dirige hacia abajo en el 2º barrido descendente. En la figura 14b la pierna izquierda finalizará el movimiento ascendente, mientras la mano esta finalizando el segundo barrido descendente.

 

 

 

CONSIDERACIONES IMPORTANTES EN EL ESTILO ESPALDA:

  • Posición del cuerpo, lo más horizontal posible
  • La entrada al agua se realiza en el punto mas lejano frente a la línea de los hombros.
  • Realizar el rolido, con la ayuda del levantamiento de los hombros y la  profundidad que alcanza el otro brazo en la entrada al agua..
  • Antes que la mano salga del agua, se debe levantar el hombro, para facilitar el inicio del recobro.
  • No existen pausas durante el ciclo de brazos.
  • En la brazada bajo el agua se realiza una aceleración de la mano
  • La cabeza se mantiene inmóvil fijando la vista en un punto.
  • El recobro debe ser controlado y relajado
  • La entrada al agua del brazo debe ser controlada sin golpear el agua.
  • El movimiento de piernas debe ser continuo
  • Los empeines romperán el agua.
  • Mientras una mano está entrando el otro brazo está comenzando el recobro.

 

Bibliografía:

  • La natación, ciencia y técnica para la preparación de campeones”; Jame E. Counsilman; Hispano Europea; 1990.
  • “Natación”; D.L. Costill, E.W. Maglischo, A.B. Richardson; Hispano Europea; 1994.
  • “Aprender natación; Sharron Davies; Planeta; 1992.
  • “Hacia el dominio de la Natación”; Fernando Navarro; Gymnos; 1990.
  • “Nadar más rápido”; E. W. Maglischo; Hispano Europea, 1986.
  • “Swimming Even Faster”; E. W. Maglischo; Ed. Mayfield, 1992
  1. Deja un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: